Indomador

En Indomador Quim Girón empieza a jugar y absorto en sus pensamientos, transforma el escenario en una especie de “animalario” en el que él mismo aparece como gallo humano.

Un entramado creativo en el que la puesta en escena supone la presencia de múltiples recursos que devienen primero protagonistas y luego forman parte del escenario, lo llenan de su presencia; como presente se hace en todo momento Quim Giron, el artista, que es quien dará alma a cada uno de los integrantes de esta historia, que sin duda nos lleva a preguntarnos sobre la presencia de lo humano y lo animal, lo masculino y lo femenino, y la relación entre todos ellos.

¿Qué es animal y qué es humano?